Una artesanía con historia: el mejor regalo para mamá

12 mayo, 2019
Publicado por
Expoartesano

Visita Expoartesano, descubre lo que cuentan los objetos que exhiben los 450 artesanos de la muestra y encuentra la artesanía perfecta para celebrar este mes de la madre.

Los mejores regalos son aquellos que tienen un significado, cuentan una historia y traen a la memoria un momento conmovedor. Por eso estos no pueden ser simplemente objetos, sino que deben ser capaces de trascender para convertirse en emociones y experiencias. ¿Pero cuál es el escenario ideal para encontrarlos, sobre todo para este mes de la madre? La respuesta es simple: Expoartesano 2019, un espacio en el que 450 artesanos (entre ellos 115 representantes de más de 20 comunidades indígenas) exhiben creaciones concebidas bajo una convergencia perfecta entre el talento manual, las tradiciones y el legado ancestral.

Un ejemplo de esto es el trabajo de Diana Isabel Ciprián, de la Asociación de Mujeres Arte Zenú, del departamento de Córdoba. Ella revela que entre sus productos se encuentra el tradicional sombrero vueltiao, ese que tantos conocen pero del que pocos entienden su simbolismo. “Dentro de ellos tejemos diferentes figuras, sobre todo las que la naturaleza nos ha inspirado. Entre ellas están los pilones, que es donde pilamos el maíz y el arroz, los más comunes. También aparecen los ojos de pollo, el murciélago, el gusano, la boquita del grillo, la costilla de la vaca…”, cuenta emocionada.

Diana también destaca una de las innovaciones que su asociación desarrolló con la asesoría de Artesanías de Colombia: un bolso con forma de tinajera, el cántaro que utilizan los indígenas de su comunidad para depositar el agua y mantenerla fresca. “La recogemos en el jagüey (depósitos superficiales de agua en zonas con sequías estacionales prolongadas) y la hervimos para luego envasarla en las tinajeras… A veces la gente no sabe que todo lo que hacemos tiene una razón de ser, por eso Expoartesano es una oportunidad para hablar sobre nuestra cultura”.

En eso coinciden Jenny Fernández y Sara Sorza, fundadoras de Bachué Joyería, una marca que desde el 2015 se ha encargado de investigar el legado artesanal de comunidades indígenas como los Wayúu y los Zenú para desarrollar colecciones que difundan la riqueza cultural de las mismas. En este proceso, cuentan, no sólo se han encontrado con historias de indígenas explotados por empresarios que dicen querer ayudarles (situaciones que han generado desconfianza de estos pueblos frente a compradores provenientes de las ciudades), sino que han evidenciado un desconocimiento generalizado sobre las historias que los indígenas tejen en forma de mochilas, sombreros y pulseras, entre otros.

Por eso se han ganado lentamente la confianza de algunos indígenas y han llegado a pagarles por sus contribuciones a la marca hasta 10 veces más de lo que ellos cobran: un gesto en el que les reconocen las horas dedicadas a los tejidos complejos y dispendiosos. Todo ese proceso de valoración del trabajo, en el que han involucrado a los indígenas para que aprendan cuánto cuesta lo que hacen, sumado a los aprendizajes sobre el lenguaje y las tradiciones étnicas que ellas mismas han adquirido en investigaciones y viajes, es lo que estas emprendedoras quieren contarles a los visitantes a Expoartesano, pues reconocen en la feria una plataforma para hacer que resuenen las voces y las historias de un legado del que deberían sentirse orgullosos todos los colombianos.